lunes, 25 de mayo de 2015

No a la agresión infantl

Padre Celestial, dime, ¿estás ahí? ¿Y escuchas siempre cada oración?
Creo que el cielo muy cercas está, pues lo siento cuando empiezo a orar.
A los discípulos dijo el Señor: Dejad a los niños venir a mí.

Padre, vengo ahora a ti; vengo a ti mediante la oración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario